¿Cómo pedir ayuda económica a millonarios?

El dinero, al igual que el agua o el aire, se ha convertido también en un elemento esencial para poder sobrevivir en una sociedad moderna. Por eso, es muy común no poder alcanzar tus objetivos por falta de dinero. Por suerte, hoy en día es posible pedir ayuda económica a millonarios, y no es tan difícil como te quizá pienses.

Para que te hagas una idea, actualmente hay unos 36.8 billones de dólares en circulación en todo el mundo. Pero esto no significa que esté repartido en partes iguales. Y es que, un bien como el dinero no está distribuido igualitariamente: algunas personas tienen más de lo que necesitan, mientras que otras no tienen suficiente.

Para ejemplificarlo, te dejamos un dato más interesante. De los 7,000 millones de habitantes, menos de 1,000 personas son dueñas del 50% de todo ese dinero que está en circulación. Si la repartición del dinero fuese “justa” o “igualitaria”, ¡todos seríamos millonarios! 

Aunque es fácil creer que ese sería el mundo ideal, ¡piénsalo dos veces! En ese caso, todos seríamos jefes y posiblemente ninguno de nosotros querría trabajar porque no tendríamos la necesidad de hacerlo. Por ende, el consumo subiría hasta las nubes, la producción caería hasta el subsuelo y en menos de lo que “canta un gallo”, todos seríamos pobres de nuevo o, por el contrario, tendríamos mucho dinero y ningún bien que comprar.

Por eso, quizá sea buena idea que, en caso de estar pasando por una necesidad financiera, le toques la puerta a un millonario. Piensa que él (o ella) -más que nadie- sabe que el dinero no es un bien repartido equitativamente y es muy probable que sienta empatía con tu problema.

Cómo pedir ayuda económica a millonarios

Sigue leyendo: ¿Cómo reclamar el segundo cheque de estímulo económico?

Todo lo que debes saber sobre pedir ayuda económica a millonarios

Ganar tu propio dinero es genial y es lo que cualquiera desearía. Piensa que nada te hará sentir mejor que darte un gusto después de un trabajo arduo. Sin embargo, no siempre se está en el lado de la fortuna. Hay momentos en la vida en los que las personas no tienen otra opción que no sea buscar ayuda financiera allá afuera, y quizás una de las mejores formas de hacerlo sea tocarle la puerta a un multimillonario.

Al contrario de lo que se piensa, las personas más ricas del mundo son filantrópicas y se interesan en ayudar a los demás (lo hacen a diario). Pero, ¡espera! Pedirle ayuda a un millonario no es igual a solicitar tu participación en el programa SNAP (Supplementa Nutrition Assistance Program) o tocarle la puerta a un vecino para saber si te puede prestar la podadora.

Primero, reunirse con un billonario es casi imposible a menos que tú también pertenezcas a su círculo, seas su primo o quizás un empleado cercano. Entonces, ¿todo está perdido? No necesariamente. Los multimillonarios, así como cualquier otra persona, están al día con sus correos electrónicos y suelen mantener su bandeja de entrada lejos de sus empleados cercanos. ¿Traducción? La mejor manera de llegar a ellos es a través del email. 

Pero antes de que te pongas a escribir -y redactes un largo correo electrónico en donde expongas todas tus penas y pesares- ¡termina de leer este artículo! Te traemos una técnica -que muchos denominarían infalible- para pedirle ayuda económica a millonarios sin morir en el intento.

¿De verdad necesitas el dinero de un millonario?

Parece una pregunta tonta, pero no lo es. Hay una clara distinción entre «necesidad» y «deseo». Una necesidad es algo que se requiere para la supervivencia -como una operación médica- mientras que un deseo es algo que simplemente te gustaría tener. Por tanto, vamos a reformular la pregunta: ¿de verdad necesitas el dinero, o solo lo quieres en tu cuenta bancaria?

¿Por qué es importante determinar esto? Porque si tienes una fuente de ingresos estable y decides buscar ayuda financiera de los multimillonarios, podrías ser acusado de extorsión. Los multimillonarios sólo ayudan a aquellos que tienen una verdadera necesidad de dinero. Así que lo mejor es que no te avergüences a ti mismo. En su lugar, puedes pedirle a estas personas que tanto admiras un consejo o una oportunidad de trabajo.

Nota: Si tienes una idea innovadora -pero te falta capital- quizás podrías exponérsela a un millonario. Dile que te encantaría contar con su apoyo y mentoría. Es posible que se interese en ella.

¿A quiénes ayudan los multimillonarios?

Este es otro punto que debes tomar en cuenta antes de escribir el correo electrónico. Y es que, si lo piensas, si los multimillonarios empiezan a ayudar a todos los que tocan su puerta, no les quedaría ni un dólar. Aunque no hay un “requisito de elegibilidad” la experiencia nos demuestra que las familias más afortunadas -financieramente hablando- suelen darle una mano a:

  • Las personas que tienen una condición de salud crítica y que no tienen el apoyo de alguien más o de alguna institución.
  • Aqullos que viven en la calle y a las que les gustaría retomar las riendas de su vida, ponerse en pie y triunfar, o al menos llevar una vida digna.
  • Las personas que tienen discapacidades o limitaciones físicas, mentales, motoras, etc.
  • Aquellas personas creativas que tienen grandes ideas de negocios bajo la manga, pero que no tienen suficiente dinero para poder ejecutarlas.
  • Las personas que desean seguir con su carrera, pero que no tienen el capital suficiente para continuar con su educación.

Nota: Si estás dentro de esta categorías de personas, es posible que puedas tener éxito en tu pedido de ayuda.

¿Qué billonarios puedes contactar para pedir ayuda económica?

Hay muchos millonarios -y billonarios- allá afuera y deberías tratar de contactar a todos los que puedas. Cuanto más grande sea tu lista, más posibilidades tendrás de conseguir el apoyo que buscas. Sería difícil decirte a quién deberías escribirle, pero podemos dejarte una lista de personas importantes que, sin duda, son conocidos por haberle cambiado la vida a miles de personas:

  • Jeff Bezos, fundador de Amazon
  • George Soros, gerente de inversiones
  • Mark Zuckerberg, el dueño de Facebook
  • Bill Gates, filántropo y fundador de Microsoft*
  • Larry Ellison, cofundador y presidente de Oracle
  • Warren Buffet, propietario de Berkshire Hathaway
  • Oprah Winfrey, la anfitriona del famoso programa de entrevistas

*Para ayudarte, te dejamos la página web oficial de la fundación Bill & Melinda Gates.

La lista continúa. Como te decíamos, hay muchos personajes importantes que lideran la lista de las familias más ricas de los Estados Unidos -y del mundo- que se dedican a ofrecerle una mano a los que la necesiten. Muchos de ellos tienen sus propias fundaciones o programas de asistencia. Es cosa de que le eches un vistazo a tu aliado personal: Google.

Consejo: Incluye en tu lista de personas a contactar a un millonario que haya vivido en tu vecindario, que haya estudiado en tu escuela, etc. Esta podría ser una excelente forma de obtener una respuesta porque hay una especie de vínculo que los une.

¿Cómo conseguir el correo electrónico de un millonario?

Puede que lleves rato preguntándote cómo obtener el correo electrónico de un millonario. Pues, aunque te sorprenda, muchos de ellos tienen sus propios correos personales publicados en sus páginas web, perfiles de redes sociales o incluso en los sitios de empresas.  Sin embargo, esto no sucede en todos los casos. 

Piensa que, a menudo, estos correos electrónicos no se hacen públicos, así que la mejor manera de llegar a ellos es a través de la cuenta de email o contacto de su organización de caridad.

¿No sabes cuál es? No te preocupes: encontrarás la mayoría de las organizaciones de caridad de los millonarios en un motor de búsquedas, como Google. También podrías decantarte por obtener la lista de correos oficiales de los multimillonarios más famosos del mundo en este sitio web; pero te advertimos algo: no será gratuita. https://www.billionairemailinglist.com.

¿Cómo pedir ayuda económica a millonarios?

Si llegaste hasta aquí, ya sabrás que la mejor manera de llegar a los ricos es a través del correo electrónico. No obstante, hay formas de redactar esa especie de “pedido de ayuda” que podrían elevar tus posibilidades de capturar su atención y, por ende, de recibir el apoyo que necesitas. No es un método infalible, claro está, pero es el mejor que hemos encontrado. 

Ten una buena intención

El hecho de que estos millonarios tengan mucho dinero no los convierte en un banco que regala dinero. Recuerda que han trabajado -y aún trabajan- muy duro para ganárselo, por lo que es entendible que no se lo darían a cualquiera que lo pidiera

Sin embargo, también son humanos, y están dispuestos a ayudar a las personas que realmente lo necesitan. Así que, nuestro primer consejo es el siguiente: hazles saber que lo que te mueve es una buena intención. Por ejemplo, decir que necesitas ayuda para pagar tu carrera académica es mejor que confesarles que deseas comprar un Bugatti.

Nota: Con esto no queremos decir que debes disfrazar tus intenciones, todo lo contrario. Deben ser auténticas.

No exageres con la cantidad

El hecho de que un millonario esté dispuesto a ayudar a los demás no quiere decir que vayan a rellenar un cheque por millones de dólares. No podemos decir específicamente el límite de dinero que podrías solicitar porque no hay una regla escrita. ¿Nuestro mejor consejo? No pidas más de lo que realmente necesitas y, en lo posible, trata de respaldar la solicitud. ¿Cómo? Con un presupuesto o una factura, por ejemplo.

Ante todo, sé honesto

Si un multimillonario te tiende una mano y luego de hacerlo descubre que has mentido, cualquiera de estas dos cosas podrían suceder:

  • Podrías enfrentarte a una demanda por extorsión o fraude en un tribunal y quizás hasta a una pena de cárcel.
  • Tu experiencia le dará tanta desconfianza que podría tomar la decisión de no ayudar a nadie más en el futuro.

En algunos casos, incluso ambas suceden al mismo tiempo. Así que, por favor, sé sincero de principio a fin.

Mantén un tono educado

Es muy importante que seas cortés. Recuerda que es su dinero y no están obligados a dárselo a nadie si así lo desean. ¿Qué quiere decir esto? Que no deberías enviar un correo electrónico con frases que podrían interpretarse como una exigencia

Más bien, te conviene mantener un tono cortés. Esa amabilidad podría sumar puntos a tu causa y así aumentarían tus posibilidades de recibir la ayuda.

Nota: Si necesitas el dinero para poner en práctica un proyecto que ayudará a los demás, ¡no dejes de ponerlo en el correo! Esto te dará una clara ventaja.

Escribe correctamente

A fin de cuentas, no le estás escribiendo a un viejo amigo o a alguien de tu familia. El contenido debe ser conciso e ir directo al grano. Trata de utilizar un lenguaje apropiado, no uses jergas populares o un idioma no oficial. Recuerda algo: si el destinatario es del Reino Unido, te conviene usar un inglés británico para que el mensaje llegue lo más claro posible.

Utiliza una dirección de correo electrónico seria

No puedes esperar una ayuda si escribes un correo electrónico desde doggie69@hotmail.com, ¿o sí? Nadie en su sano juicio te tomaría en serio. En vez de eso, utiliza tu cuenta de correo electrónico laboral, que posíblemente sea mucho más acorde para este caso. 

Si tienes miedo de ser rechazado porque ya esa persona te ha ayudado con anterioridad, no caigas en el error de abrir una cuenta alternativa. Recuerda: sinceridad, ante todo. El hecho de que ya hayas recibido ayuda de su parte, no te descalifica.

Escribe desde tu perspectiva

Y también demostrando que la idea de tocar su puerta proviene de tu mente y de nadie más. Por ejemplo, evita frases como “Mark me dijo que estabas ayudando a personas con…” o “un amigo cercano recibió un apoyo de tu fundación y por eso yo…”. 

¿Otro consejo? Necesitas hablar con propiedad y seguridad en ti mismo. Escribir “creo que mi negocio podría crecer con $2,000” es diferente a “mi negocio tiene el potencial de crecer y, para ello, solo necesito invertir $2,000”.

Personaliza el asunto del correo

Recuerda que es posible que estas personas reciban cientos de correos electrónicos a diario. Así que, si deseas destacar entre los demás, necesitas personalizar el asunto hasta el punto de capturar la atención del lector. Mantenlo simple, corto; pero que -al mismo tiempo- explique tu caso en sí mismo.

No envíes el mensaje sin leerlo antes

Este consejo podría estar de más, pero es importante que te tomes tu tiempo en leer el correo electrónico. ¿Qué deberías revisar? Que el mensaje sea coherente, que no tenga palabras de relleno, que vaya al grano, que sea respetuoso, que no contenga palabras inapropiadas, que tenga datos exactos, que demuestre confianza, que no hayan errores ortográficos o gramaticales, etc.

Envía el mensaje en horario diurno

Asegúrate de enviar tu correo electrónico en plena luz del día, preferiblemente por la mañana. La razón de esto es que si lo haces más tarde o medianoche, el lector podría saltarse tu mensaje hasta el día siguiente.

¿Qué deberías incluir en el correo electrónico?

Sí, debes ser cortés, pero la cortesía no es lo mismo que mendicidad. No necesitas parecer desesperado. ¿Un ejemplo de una medida desesperada? Incluir tu número de cuenta bancaria en el cuerpo del correo. En vez de eso, escribe tu número telefónico directo para que, en caso de querer ayudarte, esta persona tan famosa pueda comunicarse contigo.

Si buscas ayuda para pagar facturas médicas, acceder a un tratamiento costoso, etc.; deberías incluir un resumen con tus gastos médicos e historial. Así, el lector podrá determinar que tu pedido de ayuda es auténtico y que realmente necesitas de su apoyo. Lo mismo aplica para la educación o los negocios: ¡adjunta pruebas!

Estructura del correo electrónico

  • Saludo. Esto debe ser lo primero. Mantenlo corto y cortés.
  • Primer párrafo. Deberías comenzar con un pequeño agradecimiento por tomarse un tiempo para leer tu correo electrónico. Trata de hacerlo en 2-3 oraciones como máximo. Preséntate e indica qué te ha motivado a escribir ese correo electrónico.
  • Segundo párrafo. El segundo párrafo deberías reservarlo para explicarle al destinatario qué piensas hacer con el dinero. Si la explicación es demasiado larga, divídela en 2-3 párrafos.
  • Añadidura de valor. Si el dinero servirá para ayudar a alguien más, este es el momento de decirlo.
  • Despedida. Una vez más, demuestra que aprecias muchísimo el tiempo que te ha dedicado y la ayuda que pueda prestarte. Y despídete expresándole que estarás atento a su respuesta.

Correo electrónico de ejemplo

Querido Sr. Bezos,

Agradezco el tiempo que se ha tomado para leer el contenido de este correo electrónico. Mi nombre es John Smith y estudio medicina en la Universidad de Stanford, California. Mi padre falleció cuando tenía tres años, así que mi familia es realmente pequeña. Desde que era joven, soñaba con convertirme en médico para poder salvar vidas. Y mi madre -que me crió sin ayuda- ha trabajado muy duro para que mi sueño pueda hacerse realidad. Desafortunadamente, ella perdió su trabajo hace tres meses.

Estoy buscando una beca completa para completar mis programas académicos aquí en la Universidad de Stanford; estoy en el nivel 4 y me faltan 3 niveles más. He hecho todo lo posible para recaudar la cantidad mínima que se requiere, pero no es suficiente y solo me quedan tres semanas para completar mi inscripción. Si no logro hacerlo, tendré que abandonar la universidad. Puede revisar mi reporte académico del último semestre, el cual adjunto a este correo electrónico. En mis notas, podrá ver que soy un joven responsable y apasionado.

La cantidad que necesito para mi registro es de $3,000 dólares, y por los momentos he logrado conseguir los primeros $600. Me encantaría poder alcanzar esta meta de vida y esto me ha motivado a escribirle. Si puede ayudarme, estoy seguro de que mi sueño se hará realidad. 

Estaré atento de su respuesta. Si necesita contactarme, puede responder este correo electrónico o llamarme al +01 23456789. 

Muchas gracias de antemano, y que Dios le bendiga.

Recuerda: Las ayudas pueden venir en todas las formas y tamaños y, por supuesto, de cualquier lugar, incluso de personas que no te conocen. Todo lo que necesitas para tener éxito es pedir el apoyo de la forma apropiada. ¡Suerte!

Sigue leyendo: